jueves, 3 de diciembre de 2009

El rol de los comunes, el rol de los ciudadanos de a pié


Muchas veces se ha dicho que los pueblos tienen los gobiernos y los dirigentes que merecen, pues dirigentes y políticos finalmente surgen del propio pueblo y son reflejo de éste.

A continuación se inserta un video que se refiere particularmente a México, pero que en realidad refleja con bastante fidelidad lo que está ocurriendo hoy día en cualquier país latinoamericano. Desde estas líneas invitamos al visitante a ver este video, para luego hacer una severa autocrítica.



¿Vio el video? ¿Meditó?

Hoy día el ciudadano común y corriente tiene mayores posibilidades de expresarse que antaño, cuando ello solamente se podía hacer a través de reuniones o manifestaciones públicas, y/o a través de instituciones sociales de bien público, y/o eventualmente a través de algún periodista a quien se lograra sensibilizar.

Hoy día Internet está dando posibilidades únicas para la difusión de ideas y proyectos, a través de videos, a través de registros de audio, a través de blogs o de sitios web de estructura clásica, etcétera.

Pero por esas vías especialmente se concretan denuncias y protestas, aunque está faltando la etapa de las soluciones y de los proyectos concretos.

El video arriba inserto indudablemente dice unas cuantas verdades, y a nivel individual haríamos muy bien en tenerlo muy presente. Pero el problema es, muy bien, yo cambio, pero en la medida que este tipo de nueva actitud frente a la vida no se generalice, finalmente mi caso no dejará de ser una rareza, un buen ejemplo a destacar y a imitar, pero que no tiene muchas chances de que se generalice.

La propuesta que aquí deseamos hacer es la de primero que nada poner orden en nuestro entramado financiero, de forma que las avivadas a lo latinoamericano y a lo criollo señaladas en el video, sean ellas cada vez más difíciles de llevar adelante sin ser descubiertas.

¿Y como podríamos poner orden en el entramado financiero? ¿Cómo podríamos agregar transparencia a las transferencias monetarias, de forma de poder hacer seguimiento de largas cadenas, y así y en cualquier momento poder instruir una rápida investigación sobre algún posible ilícito?

La respuesta que en lo personal me parece adecuada al señalado planteamiento, la vengo reiterando una y otra vez frente a diferentes problemáticas, frente a la posible implementación de una Tasa Tobin, frente al necesario abatimiento de la defraudación fiscal, frente a la actividad nefasta de los paraísos fiscales, frente a los graves perjuicios sociales inducidos por el narcotráfico, frente a...

Un principio de solución para todos estos males, debería comenzar por introducir el uso cada vez más extendido del dinero telemático, tal como hace años lo propuso el activista social catalán Agustí Chalaux de Subirà, y tal como con constancia se promueve desde el Centro de Estudios Joan Bardina.

Por las dudas que alguien tenga dificultad para reproducir el video inserto en este artículo, a continuación se indica el enlace que lleva directo al sitio web donde el video fue originalmente ubicado.

http://www.youtube.com/watch?v=gKHqFzeh_s8